Nosotros

¡Conócenos!

¿Quiénes somos?

Querida comunidad

Somos un negocio local, ubicado en la comuna de Peñalolén. Llevamos más de 2 años en el rubro de los frutos secos, semillas, fruta deshidrata, harinas, chocolates, etc. Nuestro objetivo siempre ha sido brindar una excelente atención a los clientes que nos visitan y prefieren. Poniendo énfasis en la calidad y frescura de nuestros productos.

El inicio de éste negocio partió en un triciclo, adecuado para la venta de dichos productos. Rápidamente y gracias al apoyo de la gente migramos a un módulo diseñado especialmente para nosotros, donde la venta de los productos es a granel y en bolsas de papel. Siempre hemos tenido en mente ayudar al medio ambiente y contribuir en algo a esta hermosa causa. No tenemos dudas que seguiremos creciendo y diversificando nuestro catálogo de alimentos.

Prefiere alimentos saludables, los nuestros son una opción.

Te encantaran...

Dato útil

La duración de los frutos secos, puede ser por años, dependiendo de las condiciones de almacenaje.

Consideramos que 6 meses es un plazo razonable, guardado en las condiciones normales de una casa a 21° y con humedad normal de las ciudades chilenas.
En mejores condiciones de temperatura, se prolonga mucho la duración.

El refrigerador es una excelente opción y el freezer los puede hacer durar mucho más.

Sabor y coloración de los productos

El deterioro de los productos, son principalmente asuntos de sabor y coloración de los frutos.

Mientras más rápido los consumamos, mejores aromas y sabores tendrán. Cuando los productos están muy añejos, se siente un sabor de ranciedad, producto de los aceites de los frutos secos. Algunos deshidratados como las pasas, se oxidan y se obscurecen sin perjuicio para la salud. Otros se decoloran.

El mayor enemigo de los frutos secos, semillas, etc son las polillas, mantenerlos en envases sellados es clave. Las polillas son muy difíciles de controlar, nosotros tomamos todas las precauciones para minimizar el riesgo.
Cuando se reutiliza un contenedor, debe lavarse bien, porque los huevos de las polillas quedan en todos lados.